Clima de Oregón. Un Estado de contrastes

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El clima de Oregón se caracteriza por ser húmedo y bastante frío. Aunque difiere mucho de una zona a otra de este estado americano. Lo que sí comparten son las constantes precipitaciones que se dan en esta región. Alrededor de 280 días al año llueve o nieva en Oregón. Aunque la media anual acumulada no es muy elevada en comparación con otras regiones, 900 mm. Son lluvias poco intensas y tampoco muy constantes. La temperatura media oscila entre los 9ºC y 10ºC.

Como hemos dicho, el clima de Oregón varía bastante en función del lugar en el que nos encontremos. Estas diferencias vienen dadas, en gran parte, por la distancia que hay del océano a ciertas regiones y por las diferentes montañas, paralelas a la costa, y que determinan las diferencias climáticas entre la costa y el interior.clima de oregón

Clima de Oregón en la costa

En toda la costa el clima presenta unas temperaturas templadas y una humedad relativa elevada. Características propias de un clima marino. Estas temperaturas no suelen superar los 24ºC durante el verano, siendo Julio el mes más caluroso. Los inviernos suelen ser bastante moderados, aunque no tan extremos como en las regiones localizadas en el interior de este estado.

Clima de Oregón en el interior

Sin embargo, conforme nos adentramos hacia el interior el clima se vuelve más continental. Las temperaturas se vuelven más extremas, con inviernos muy fríos (por la influencia de los vientos fríos procedentes de Alaska) y veranos moderados. Las mínimas en invierno pueden alcanzar los -10ºC y las nevadas están a la orden del día, pudiendo aguantar varios meses. Durante los veranos las temperaturas rondan los 20ºC-22ºC. La humedad desciende y suelen ser territorios más bien secos y semiáridos.

Clima de Portland

clima de oregón portland

El clima de Portland es templado. Tiene un promedio de lluvias de 160 días de lluvia al año. Noviembre y Abril acumulan el 80% de las precipitaciones anuales. Sus inviernos son suaves y con mucha lluvia (con temperaturas medias de 2ºC). Aunque las nevadas no son habituales en la ciudad, sí en las montañas que la rodean. Sus veranos, por el contrario, son cálidos y bastante secos (las medias rondan los 27ºC). Aunque suele sufrir olas de calor que pueden disparar el termómetro hasta los 35ºC durante varios días consecutivos).

ESCRIBE UN COMENTARIO