Clima de Islandia. Frío, pero con matices

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Islandia, o “la tierra del hielo” tiene un tipo de clima oceánico frío. Pero hablar de clima oceánico es hablar de clima templado. Al situarse cerca del Círculo Polar Ártico debería tener un clima de influencia polar. Aunque no es así. La influencia de la Corriente del Golfo hace que las condiciones climáticas de esta isla sean de influencia oceánica. Es decir, condiciones más suaves y temperaturas más templadas, sobre todo en la costa sur del país.

La temperatura media de Islandia ronda los 5ºC. La misma que su capital, Reykjavik, situada en la costa suroeste. La media de precipitaciones anuales se sitúan en los 800 mm, cifras parecidas a las de Dublín. Y se reparten con bastante regularidad durante todo el año. La zona de la costa sur sí que recibe mayor cantidad de precipitaciones, alrededor de 1200mm. Conforme avanzamos hacia el centro y norte del país, las cifras van decreciendo. Aunque son zonas donde estas precipitaciones son en forma de nieve gran parte del año. clima de islandia

Otra característica del clima de Islandia es que es imprevisible. Durante un mismo día se pueden dar todos los fenómenos meteorológicos. El día puede empezar nublado, con lluvia o viento, que pasadas pocas horas puede estar luciendo el sol con fuerza. Del mismo modo, las temperaturas tampoco son nada previsibles. Y aunque un día de verano lo empeices abrigado con una chaqueta, no deberás olvidar nunca los pantalones cortos por si acaso… Vamos a ver las diferencias fundamentales del clima de islandia durante las estaciones de verano e invierno.

Clima de Islandia: Verano

Desde finales de Mayo hasta aproximadamente incios de Agosto se puede disfrutar de prácticamente 24 horas de perpétua luz sobre determinadas zonas de la isla. Alrededor de las 23:30 el sol se acuesta, pero para antes de las 03:00 ya ha cargado pilas y despierta con energía para afrontar el largo día. Se recomienda llevar antifaz para estas “noches” porque en algunos hoteles las cortinas no cubren lo suficiente y las persienas no son muy frecuentes de ver.

Durante estos meses el clima de Islandia presenta temperaturas agradables. Las medias durante esta época rondan los 10ºC – 12ºC. Aunque es común que el termómetro llegue a los 25ºC durante muchas jornadas. Pocos países te ofrecen la posibilidad de contemplar un glaciar en pantalones cortos…el clima de Islandia tiene estos encantos.

Las lluvias durante esta temporada rondan los 55 mm-60 mm mensuales. Cantidades nada excesivas aunque sí te hacen estar pendiente de cargar con un chubasquero en el equipaje. Son lloviznas ligeras y poco intensas. Las tormentas son muy infrecuentes durante el verano.

Clima de Islandia: Invierno

El clima de Islandia en invierno presenta falsos mitos. Sí es cierto que en determinadas zonas, como puede ser la parte más septentrional del país, las temperaturas son muy extremas. Y pueden llegar a los -25ºC fácilmente. Pero dada la latitud de Islandia, los inviernos son suaves. Por la influencia, en gran medida, de la corriente del Golfo, que suaviza mucho las temperaturas. En Reykjavik la temperatura media ronda los 0ºC durante los meses invernales. Y la media del país es de -0,5ºC en Enero, el mes más frío del año. El viento es muy frecuente, y puede incrementar la sensación de frío varios grados.

Las precipitaciones durante esta temporada sí que son más abundantes que las del verano. Entre 70 mm y 80 mm mensualmente. Gran parte de ellas en forma de nieve. El viento es muy frecuente, y puede incrementar la sensación de frío varios grados

Uno de los inconvenientes de visitar Islandia en invierno es que las carreteras se encuentran cerradas a todos los vehículos. Sólo entre Junio y Agosto es posible atravesarlas. Además, a diferencia del verano, las horas de sol apenas llegan a las 4- 5 horas durante esta época. Concentradas en el mediodía.

Aunque estas condiciones ayudan a disfrutar de uno de los mayores encantos del país. Las auroras boreales. Esta falta de luz tiene la ventaja de que nos ofrece auroras boreales durante más tiempo. Y la mejor época para disfrutar de este fenómeno es finales de otoño y comienzos de invierno.

ESCRIBE UN COMENTARIO